Quiénes somos

Historia.

Somos Mateo y Rafael, amigos de toda la vida que compartimos la pasión por el deporte y el amor por la comida rica y saludable. En el 2019, cansados de las pocas opciones que ofrecía el mercado y que estas, sean principalmente producidas con insumos extranjeros, decidimos empezar Amaru Superfoods. 

Convencidos de la riqueza gastronómica de nuestro país, exploramos el Perú y tratamos con agricultores locales para conseguir los mejores superfoods, desarrollar los mejores productos y llevarlos a la puerta de tu casa.

Cafetales en Quellouno, Cusco

 

Calidad.

Cada producto sumado a la carta es el resultado de viajes, nuevas amistades, investigación y la más alta exigencia en sabor, trazabilidad y beneficios nutricionales.

Nosotros mismos somos nuestros principales clientes. Amaru es nuestra dieta de todos los días y tengan por seguro que nos encargamos de consumir productos de la más alta calidad.

Servicio.

Tenemos como propósito promover la salud, el bienestar y la felicidad de las personas a través de la alimentación.

Ponemos a las personas por encima de las utilidades. La satisfacción total de nuestros clientes y el respeto humano hacia nuestros productores son la base de nuestras operaciones.

Quellouno, Cusco

Compromiso.

Con nuestros clientes de siempre atenderlos con los mejores productos, tanto en variedad como en calidad, y de ofrecer un servicio de primer nivel desde la atención hasta la distribución.

De cara a nuestros empleados, asumimos el compromiso de siempre poner a la persona por encima del resto de cosas, nuestra idea es que sea un motivo de orgullo trabajar aquí y hacemos todo lo posible para que eso se cumpla.

Por otro lado, tomamos un compromiso con el país, nuestro querido Perú, de priorizar sus productos por sobre todos los demás, explorando constantemente distintos departamentos y ciudades para conseguir esos productos tan especiales y propios y ayudando en el crecimiento del agricultor peruano.

Finalmente, de cara al planeta, tomamos el compromiso de ser lo más que eco-amigables posibles, cuidando nuestra forma de tratar los desechos, los materiales de nuestros empaques, y nuestros hábitos del día a día.